Hoy más que nunca es esencial escuchar la voz de los colaboradores, pues muchas organizaciones han implementado nuevos procesos, dinámicas de trabajo, y políticas de home office y se requieren acciones que ayuden a disminuir la incertidumbre de los colaboradores.

Ciudad de México, a 27 de mayo.- El distanciamiento social que busca contener el avance del Covid-19 en México ha ocasionado incertidumbre y miedo en el país. Hoy más que nunca es esencial escuchar la voz de los colaboradores, pues muchas organizaciones han implementado nuevos procesos, dinámicas de trabajo, y políticas de home office. Algunas empresas lo han hecho de manera reactiva ante las circunstancias, en lugar de implementar, estratégicamente, acciones que ayuden a disminuir la incertidumbre de los empleados.

La UGiN, consultora de GINgroup, empresa líder en la administración del talento humano que preside el empresario mexicano, Dr. Raúl Beyruti Sánchez, cuenta con diagnósticos de Bienestar Laboral para tiempo de crisis, cuyos propósitos son conocer la percepción de la organización y anticiparse a la creación de directrices organizacionales que ayuden a crear mayor compromiso en circunstancias no favorables.

Alfredo Rojas, Gerente de Consultoría y Capacitación de UGiN, comenta que una encuesta realizada por Gartner a 800 ejecutivos de Recursos Humanos a nivel mundial encontró que el 88% de las organizaciones han alentado o exigido a sus empleados que trabajen desde sus casas. La implementación de trabajo a distancia podría ocasionar resultados negativos en las organizaciones sino se estructura de forma adecuada. El home office no es percibido como un beneficio bajo los parámetros actuales, sino como una medida sanitaria para evitar la propagación del virus en la organización.

Los diagnósticos de clima laboral arrojan datos valiosos para las empresas. El análisis de datos permite la creación de estrategias asertivas para el entorno social que viven las organizaciones. Incluso, las empresas pueden comenzar a promover la preparación adecuada del personal para el regreso a las actividades cotidianas una vez que termine la contingencia y ofrecer herramientas socioemocionales con el fin de brindar apoyo ante el miedo y la incertidumbre que actualmente viven muchos mexicanos.

Las mediciones deben ser recurrentes y en distintos momentos en la organización, esto con el objetivo de generar suficientes datos para incluso, crear análisis predictivos que permitan canalizar estrategias organizacionales ante las distintas decisiones que implemente la empresa. Las compañías que tengan la cultura de tomar decisiones con base a los datos, tendrán una ventaja competitiva importante en términos de productividad, compromiso y satisfacción laboral.

RSS
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share