Las condiciones de salud que prevalecen en México han sido un factor determinante para que nuestro país tenga uno de los índices de esperanza de vida más bajo de las 35 naciones que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

GINgroup, empresa mexicana especializada en la administración integral de capital humano con más de 36 años de experiencia, presidida por Raúl Beyruti Sánchez, Contador Público Certificado, considera que el acceso a las instituciones de salud es un derecho que deben tener todos y cada uno de los trabajadores en México.

De acuerdo con el estudio Panorama de la Salud 2017, que recientemente dio a conocer la OCDE, le esperanza de vida de los mexicanos al nacer es de 75 años, mientras que el promedio de los países que integran este organismo internacional es de 80.6, lo cual -de acuerdo con la OCDE- “se explica en parte por los limitados recursos disponibles para el tema de la salud”.

Es importante mencionar que los Indicadores Estratégicos de Ocupación y Empleo que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), revelan que de los 52.44 millones de mexicanos que conforman la población ocupada, casi 20 millones son los que tienen acceso a las instituciones de salud, mientras que cerca de 33 millones de trabajadores carecen de este derecho.

Por otra parte, el Panorama de la Salud 2017 de la OCDE precisa que dentro de los factores de riesgo de los mexicanos sobresale una alta tasa de obesidad que afecta la salud, la cual padece 33% de los adultos, lo que ubica a nuestro país lejos de la tasa promedio de los miembros de este organismo internacional, que es de 19.4%. Asimismo, nuestro país registra la más alta proporción general de la población con sobrepeso u obesidad, con 73%, lo que explica en gran medida que México tenga la más alta prevalencia de diabetes, con 15.8% de los adultos afectados, esto es más del doble del promedio de la OCDE, que se ubica en 7%.

Otro de los factores que sobresalen en el reporte de la OCDE, es el gasto en salud per cápita. En México, se gasta en salud 1,080 dólares, es decir, cuatro veces menor al promedio de las naciones que integran esta Organización, que es de 4,003 dólares per cápita. En este rubro, el gasto que hacen las familias mexicanas en salud, llamado gasto de bolsillo, es uno de los más altos, al ubicarse en 41% del gasto general, cuando el promedio de la membresía de la OCDE es de 20 por ciento.

“Sin duda, uno de los temas que nos deben ocupar a todos los que somos empleadores es el de dar certeza a nuestros colaboradores y sus familias a través de asegurarles el acceso a las instituciones de salud, ya que es su derecho, de acuerdo a la legislación que nos regula. En GINgroup vamos más allá y, por eso, nuestros valores agregados, que tienen que ver con la salud, son de los más robustos que ofrecemos, tanto a nuestros colaboradores directos como a los 150,000 que administramos”, aseguró el Presidente de GINgroup, Beyruti Sánchez.